domingo, noviembre 03, 2013

Mes de Halloween intenso: Primer y Segundo día.

¡Muy buenas a tod@s!

Disculpad el retraso en esta entrada, pero el mes de Octubre ha sido de lo más movidito, aunque absolutamente maravilloso. 
De primeras el 12 de Octubre me casé, y fué un día espectacular, que disfruté muchísimo. Después nos fuimos de viaje a nuestro destino más soñado: Japón.

Nos alojamos en el hotel Shinjuku Washington, el cual fué una gran elección ya que estaba muy bien comunicado y de hecho tenía un supermercado en la primera planta (la recepción del hotel estaba en la segunda).

El vuelo de ida fué tedioso, ya que el asiento era realmente pequeño y nos tocó estar al lado de un hombre que no se levantó en 7 horas y que estaba en la zona del pasillo, así que ir al baño era una odisea.
Por si fuera poco me perdieron una maleta, aunque estaba casi vacía, pero fué casi el remate, si no contamos que llegamos a Tokyo a las 9:30 de la mañana y no nos dejaron subir a la habitación hasta las 2:00. Lo bueno es que pudimos dejar las maletas en consigna y nos fuimos a dar una vuelta por Shinjuku.
Al volver subimos las maletas y como no, caímos rendidos y nos fuimos a dormir.

Nos levantamos sobre las 17:00 y al salir a la calle... un chaparrón de órdago. Pero nuestra misión era ir a Shibuya, así que no nos detuvimos. Allí a las 17:00 ya anochece así que llegamos de noche y calados hasta los huesos. Los zapatos llenos de agua y hechos polvo pero felices. No sabíamos que estábamos en medio de un tifón.

De todo esto me resultaba muy curioso observar a las japonesas. Van siempre súper arregladas, con falditas super monas, medias, zapatos con taconazos de vértigo. Yo estaba calada hasta la rodilla, ellas frescas y secas. No lo entendía.

En cualquier caso, entramos en una Disney Store que había ahí, una tienda super bonita todo hay que decirlo. En la entrada siempre ponen cuando llueve un pequeño mueble con bolsas de plástico, para que metas el paragüas y no dejes la tienda perdida de agua, algo muy útil por cierto.
Pasamos por el famoso cruce de Shibuya, vimos el 109 por fuera, y me hice una foto con Hachiko.

Después volvimos al hotel no sin antes pillar algo de cena en un Family Markt, donde se ofrecieron a calentarnosla en un microondas para cenar calentito.

Al día siguiente, regresamos a Shibuya y comenzaron las compras. Por la tarde tocaba Akihabara.


calle cercana al hotel





¡me encanta el vestido rojo! *o*

¡Shibuya!


Se vislumbra el 109


109


Foto de rigor con Hachiko
 Hacía buenísimo, y esta vez sí que entramos en el 109, un edificio de unas 8 o 9 plantas de ropa para chica, cada tienda con un estilo muy definido, preppy, cute, pija, roquera, etc. Y las dependientas van vestidas con prendas de su marca, nada de uniformes ni cosas así. Una chulada. 

Una de las tiendas era o estaba patrocinada por Paris Hilton, todo muy rosa y así, casi dolía a los ojos, pero la dependienta era muy simpática. Nos preguntó de dónde éramos y al decir que de España nos saludó con un alegre "¡Hola!" mientras agitaba la mano en forma de saludo, para a continuación añadir "¡Shopping, shopping!". Un mini bolso con forma de lacito al estilo Hello Kitty superaba de largo los 100€, asi que más bien no.

En general el 109 es caro, pero merece la pensa visitarlo. Al final me compré un pantaloncito y una chaqueta en Min Plume y un pichi negro en Janiss. El seguro de la maleta perdida me los pagará ;-). También me probé una falda tipo balloon en una tienda de ropa más bien monilla, de estas un poco más infantiles o desenfadadas, pero no me favorecía nada.
Como curiosidad destacar que es un edificio tan de chicas que no hay ni servicio para hombres. Eso sí, es de lo más tecnológico, tira de la cadena solo y todo funciona con sensores. El agua, el jabón, el recipiente para las compresas...

Fuimos también al 109 de hombres que está situado en frente prácticamente que el de chicas. En el primer piso hay un puestecillo de Hello Kitty muy mono, y en la zona de ropa Gelchan se compró un gorro de los cazafantasmas y una camiseta muy chula de Harlock.

En la zona de Shibuya también está la Tower Records, un edificio dedicado únicamente a la venta de cd´s de música de todo tipo. Un día que volvimos allí me compré uno que buscaba como loca de Kokia, otro de Gackt, y el último día compramos el single nuevo de T.M Revolution, que lo anunciaban en todas partes y al final se nos pegó, fué como la banda sonora de nuestro viaje.


Por la tarde, fuimos a Akihabara. Yo estaba un poco nerviosa ya que siempre fantaseaba con la idea de ir.
Cuando empezamos a ver cosas chulas como la cafetería de Gundam, casi me da un vuelco de la emoción:


Gundam Café y AKB48 café



 Y empezamos a ver carteles luminosos, anime, y videojuegos por todas partes. Las tiendas repletas de juegos de oferta baratísimos, secciones sólo de otome, anime, merchandising...






Tienda de cosplay "pervertidilla"


Entramos en una tienda Animate, donde compré muchas tonterías de series que me gustan, como puntos de libro con imán, pegatinas, libretas, llaveros... era una pasada de sitio. Las series que tenían más tirón eran las de Free!, Shingeki no Kyojin, y la de Bascket, que eran las que más anunciaban, pero también tenian cosas de Meitantei Conan, Utapri, Amnesia Later, Diabolik Lovers, etc.

También encontramos el Super Potato, la famosísima tienda de videojuegos retro, un lugar muy pequeño y repleto de nostalgia para muchos, y al lado estaba la tienda de Kotobukiya, donde no vendían casi figuras, sino gadgets y comida y bebidas inspirada en sus licencias más famosas como Monster Hunter, Madoka o Super Sonico.

Esa noche volvimos al hotel cargados pero felices :")



(Continuará...)