jueves, marzo 08, 2012

Reseña: Crimen en directo


Camilla Läckberg continúa la historia de Erica y Patrick quienes empiezan a organizar su boda en el presente libro, mientras una serie de asesinatos acontecen en la ciudad de Fjällbacka. La conmoción llegará cuando aparece asesinada una famosa estrella de un reality show que se está desarrollando en la ciudad y que podría estar relacionada con otros casos de muertes inexplicables por todo el país.

Dentro del buen nivel que mantiene esta escritora en todas sus obras, debo admitir que esta es la que menos me ha gustado. Parece que ultimamente no tengo mucha suerte con los libros, pero es que en este hay muchos personajes, demasiados, que no tienen ningun tipo de peso ni necesidad en la historia, la cual para mi gusto, está cogida con pinzas ya que si bien en los anteriores títulos los crímenes tenían un "por qué" razonable, en este no es así, y a pesar de que en ninguna de sus obras la autora ofrece pistas al lector (sus famosas frases de "había algo raro en el vídeo pero no sé que es, bah, serán imaginaciones mías"), en "Crimen en Directo" ya intuyes antes de llegar al final quién o quienes son los implicados porque hace las sospechas demasiado obvias y por descarte sabes quién es.

Vale que un la vida real existen muchos más criminales que lo son porque sí, que los que tienen un motivo, y es algo perfectamente válido en obras sobre misterios y crímenes, pero no es algo que el lector fiel a Camilla espere, esperas un argumento bien enlazado, que cubra todos los flecos, porque sinceramente, es mucho más difícil dejar todos los cabos bien atados en un argumento complejo como en sus obras previas, que hacer una serie de asesinatos sin un objetivo demasiado fijo, o levemente fijado como en el presente caso.

Aun así no es un mal libro, describe perfectamente el tipo de persona odiosa que participa en los realitys tipo Gran Hermano y demás, y dentro de lo que cabe te dan ganas de llegar al final, aunque al libro se le nota que le sobran muchas páginas y muchos personajes.


Bye bee--