jueves, mayo 08, 2014

Dando caña a MGS

Hace unas semanas me alquilé el MGS Ground Zeroes.



Principalmente quería saber si era tan corto como decían. Me pasé efectivamente la historia principal en poco más de hora y media. El juego en sí está genial gráficamente, aunque me parecía un poco frustrante el sistema de infiltración. Quiero decir, cuando juego a un MGS, me gusta buscar estrategias para que no me vean en la medida de lo posible, pero el desarrollo de MGSV es en "campo abierto", no se si me explico, pero básicamente lo tienes muy jodido para pasar desapercibido.

Las misiones secundarias que tanto aclamaban como que le daban mucha más vidilla al juego son una chufa, cortas y poco interesantes.

Si sacan el MGS V Phantom Pain junto con este de regalo pues la verdad es que sería estupendo, o por un poquitín más. Ground Zeroes sólo me lo compraría si costara como mucho unos 10 pavetes.

Pero bueno, me hizo quere pasarme el eterno Metal Gear que he ido dejando sin jugar, que es el MGS IV.



La verdad es que me ha encantado, con sus guiños y todo al MGS de psx, mi favorito junto con el Snake Eater. Aunque es una lástima que este no cuente con unos enemigos carismáticos, pero todo no podía ser. Metal Gear Solid 4 se ha colado en mi tercera posición en mi top 3 sin duda.

Y como seguía con mono me jugué al Metal Gear Rising, que se sitúa después del 4 en cuanto a cronología.


Sin embargo lo tuve que quitar, el cambio de gráficos y el estilo de juego, comparados con el buen sabor de boca que me dejó el MGS 4 me estaba matando. Intentaré jugarlo después de un tiempo, cuando se me olvide la sensación del otro.


¿A vosotros os ha pasado alguna vez, el tener que dejar un juego porque otro os haya dejado una sensación demasiado buena que os impida disfrutar de cualquier otro? ¿soy rara xD?


Bye bee---