jueves, febrero 24, 2011

Ore no Imōto ga Konna ni Kawaii Wake ga Nai


Que vendría a ser algo como "mi hermana pequeña no puede ser así de mona"... más o menos. Es una serie que he visto recientemente y que me ha encantado.

EL argumento trata de Kyōsuke Kōsaka, un estudiante normal y corriente de 17 años que tiene una hermana menor llamada Kirino, de 14 años, que es perfecta en todo: estudios, deporte, es guapa y popular, trabaja como modelo... pero que esconde un gran secreto... y es que es una otaku que adora los eroges, esos videojuegos eróticos para adultos, aunque los que a ella le gustan tratan siempre de hermanas pequeñas.

No os confundáis, la serie no tiene ningún tipo de ecchi ni escenas chungas entre hermanos ni cosas así, ellos se llevan fatal, pero a lo largo de la serie se irá viendo cómo ambos irán dejando sus diferencias atrás para convertirse en buenos hermanos. La relación de ambos hermanos es al principio de lo más tensa, hasta que Kirino le pide ayuda a su hermano con su afición, viéndose el pobre metido en multitud de fregados para poder esconder a todos e incluso a sus propios padres la afición de su "perfecta" hermana pequeña.

Hay que decir que Kirino es el típico personaje tsundere. Para quien no conozca este término, viene a definir a aquellos personajes femeninos que son bordes, que aparentan dureza, pero que en el fondo son dulces y monos. Este tipo de personajes de base no suelen gustarme, pero en este anime el equilibrio está bien hecho, y realmente no llegas a odiarla. Además las situaciones te arrancan una risa más de una vez.

La serie en sí es cortita, contando con tan solo 12 capis. Aunque como curiosidad los emitidos por televisión finalizaron con el llamado "Good End", y por internet están perparando el que han llamado "True End", que será completamente distinto al final mostrado por televisión.

Si no la habéis visto os la recomiendo mucho, además están sacando mucho merchan relacionado con la serie que está genial, y la animación es increíblemente buena, así que si podéis dadle una oportunidad ;-)