sábado, diciembre 31, 2011

Errrr... ¿pero eto qué éh?

Eso fué lo que me dije hace dos días, cuando me sucedió el hecho más extraño e inexplicable a lo Iker Jiménez que me ha pasado en la vida. Y eso que yo no creo en cosas raras de esas... o creía porque ahora ya no sé. 

Ni siquiera pensaba postearlo porque hasta me da cosa, pero estoy de "vacas", alegre y dicharachera, así que qué demonios, hay que decir que el 2011 ha traído de todo: cosas buenas (¡más gatitas!) cosas malas (de las que prefiero no acordarme) y cosas raras como la que os voy a contar.

Resulta que hace dos días, me desperté en mi cuarto a las 7:30 de la mañana, como suele ser habitual porque mi gato Gigi quería salir del cuarto para estirar las patitas. Yo me suelo levantar a esa hora, abro la puerta y me vuelvo a acostar para disfrutar del calorcillo hasta las 8:30 ya para irme a trabajar y tal. 
A las 8:00 más o menos escucho que mi gato había tirado algo en el piso de abajo, haciendo mucho ruído, así que me levanto a toda prisa y bajo pensando que había roto alguna figurita o algo de mi madre, pero resulta que no, había tirado un atizador de la chimenea, nada rompible vamos. Así, que me subo a mi cuarto de nuevo a disfrutar de esa preciada media horita.

Entro en mi cuarto, entorno la puerta, dejo el cuarto a oscuras y me acuesto de lado mirando hacia la puerta.

Me fijo en que hay una luz parpadeando en la zona de interruptor de la luz, que está junto a la puerta. Me extraña porque no tengo nada que parpadee así. Miro el acuario que está junto a mi cama, a ver si va a ser el calentador del mismo que refleja... pero me extraña porque no refleja tanto ni tiene tanta potencia... de todas formas, está apagado así que no puede ser.

Miro de nuevo el rápido parpadeo, y de pronto se va quedando fija, no parpadea, se ha quedado como en una forma rectangular. Me quedo un poco perpleja, pero sigo pensando qué puede ser, tengo tantas mierdas por mi habitación, figuritas y cacharros, que lo unico que pienso es ¿tengo algúna figura con luz o algo y no me he enterado hasta ahora? pero no.

Me fijo más, y distingo una imagen. Es como si fuese una diapositiva. Se ve el contorno de cuatro personas, son cuatro hombres, aunque uno parece una mujer porque tiene el pelo muy largo. Éste está de pie con actitud alegre con los brazos levantados frente a una mesita no muy grande redonda, y tres hombres que lo observan están sentados a su izquierda.
De pronto la imagen empieza a moverse lentamente hacia la derecha, como a la velocidad del típico ventilador que ponemos en verano. Llega hasta el extremo de la puerta, y retorna hasta el interruptor de nuevo lentamente. Lo hace 3 veces. La ultima vez llega hasta el extremo de la puerta y se desvanece lentamente mientras llega.

No hace falta decir que esa media hora no pegué ojo, me quedé clavada en la cama, y estaba totalmente a oscuras, no estaba somnolienta, ni sonambula ni cosas de esas ya que estaba despierta desde las 7:30, ni tenía la imagen en la retina ya que buscaba en otros puntos de mi cuarto si tenía alguna luz que reflejara y la imagen no seguía mi vista ni nada, estaba en la puerta. Vi lo que ví, y me quedé de piedra.Y no, no vivo sobre un cementerio antiguo ni la casa es antigua y lo que vi realmente no me dio miedo, no como si hubiese visto una imagen del demonio señalandome con el dedo ni nada de eso, pero fué raro y lo que me fastidia es que no le encuentro explicación.

Sé que muchos pensaréis que tendrá alguna explicación razonable y tal, yo pensaría igual. Pero lo vi. La habitación estaba a oscuras y mientras iba pasando la imagen, podía distinguir el interruptor, el pomo de la puerta y demás, es decir, levemente iluminaba.


Y a vosotros ¿alguna vez os ha ocurrido algo inexplicable en este sentido?