viernes, mayo 15, 2015

Diario del Búnker (Kevin Brooks)



Canal Tomo no Sekai



Sinopsis

«Estoy en una vivienda de techo bajo, toda ella de hormigón encalado. A lo largo del pasillo principal hay seis habitaciones. No hay ventanas. Ni puertas. Sólo se puede entrar en el ascensor. ¿Qué me va a hacer? ¿Qué voy a hacer yo?» Linus, un joven de dieciséis años, se despierta atontado en un búnker. Lo han secuestrado. No entiende por qué. Nadie se comunica con él. Su único contacto con el exterior es un ascensor que baja cada mañana con provisiones. Días más tarde en el ascensor aparecen otras personas a las que también han secuestrado. No tienen nada en común entre ellos. ¿Qué quiere el secuestrador?"


Opinión

La novela tuvo mucha polémica en su país de publicación y ha tenido por ello mucho "bombo" tildándola de posible libro de culto debido a su dureza teniendo en cuenta que está enmarcado dentro de lo que es la novela juvenil.

No voy a negar que es duro, aunque creo que se ha sobrepasado las expectativas que había con este libro.

El planteamiento es de lo más interesante, vemos al protagonista que es secuestrado por un personaje misterioso y es encerrado en un búnker en el que poco a poco irán metiendo a más personajes, cada uno bien definido y característico. Y a lo largo de la novela vamos a ir viendo, en forma de diario, cómo se relacionan entre ellos mientras intentan descubrir quién los ha metido ahí dentro y cómo salir..

Reconozco que me ha gustado aunque siento que está sobrevalorado y que deja al lector con más incógnitas que respuestas, ya que vamos a ir viendo y sabiendo las mismas cosas que el protagonista, y debo reconocer, que el pobre no dispone de muchos medios para conocer del todo su situación.

Por desgracia no puedo decir mucho más, ya que lo bueno de esta novela es ir descubriendo qué es lo que ocurre por uno mismo.


Conclusión

Es una buena novela, que se lee rápido, con buen ritmo narrado en forma de cartas que el protagonista escribe para "desfogarse" en cierta manera, con personajes bien definidos y característicos que sin embargo no deja de ser una novela más, cuando terminas es como "bien, ok, a otra cosa..." y ya. Eso sí tiene un puntillo cruel que no dejará indiferente a nadie.